jueves, 14 de noviembre de 2013

El Zonda, palabra clave.

El viento Zonda es un viento característico del oeste argentino. Si bien lo soporta todo el oeste del país, quienes más lo han incorporado a sus vidas son los habitantes de San Juan, los sanjuaninos. El nombre proviene del toponímico que designa a un valle y a una quebrada, su significado sería "cielo alto". Lugar y viento que dan origen a curiosas leyendas. Al vivenciarlo uno entiende el porqué de su folclore, lo atemorizante y contrastante que puede ser. Es un viento muy caliente, extremadamente seco, irregular con ráfagas muy fuertes. El sonido es característico, parece un ulular, que ambientaría perfectamente cualquier película de terror. Provoca incendios instantáneos, y suele correr también de noche. No es un viento continuo, característica del otro viento que permanentemente corre en la región el viento Sur. Es por eso que las plantas y árboles no están preparadas aerodinámicamente para el Zonda, y cuando llega lo hace a contramano, con ráfagas  fuertemente impulsivas, el daño a la flora es enorme.

Me decidí hoy por esta entrada, porque estamos soportando 43.2 grados celsius en este momento.
Y la motivación vale la pena. 

 Origen del Viento Zonda, efecto Foehn


 La sorpresa inicial descoloca a la ciudad


El polvo perjudica la visión, y su fuerza arrastra todo a su paso


Con el transcurrir del tiempo el ambiente se estabiliza en temperaturas muy altas, extrema sequedad, los sonidos se vuelven muy nítidos y el paisaje se vuelve diáfano total.
He aquí la quebrada de Zonda, en un día de viento zonda, cuando ya se ha estabilizado



Esta imágen se la suele promocionar como la llegada del viento Zonda, pero no es así. Esto es el rebote, es la llegada del viento Sur, luego de un Zonda. Otra tormenta de polvo. 
Hay gente que dice "sobre llovido, mojado". Aquí deberíamos decir "Luego del viento Zonda, el viento Sur"
Aquí me quedo, maravillado y atemorizado por el clima de mi tierra.